Leadership

“Cosas que Chirrían”

Hace un par de meses hicimos una sesión para reforzar y fortalecer un equipo de trabajo y hablando de equipos de alto rendimiento, hubo una metáfora muy descriptiva que hablaba de un equipo que “no chirría” y que está perfectamente engrasado.

Hace un par de días, pensando en esta metáfora, he tenido que reconocer que hay un comentario que he oído mucho este año que también me chirría. Solía figurar entre las observaciones y el “feedback”  después de las sesiones y ha habido muchas variantes pero se puede resumir en este frase:

“¿Por que no están los jefes aquí?”

La he oído después de acciones de todo tipo: trabajo en equipo, comunicación, asertividad, creatividad. etc. con un elemento común en todas las ocasiones, la frustración. La frustración de estar hablando  y tratando algo realmente útil que puede mejorar como trabajamos pero obviando la capa organizativa de la empresa que al final es donde choca cualquier intento de cambiar y hacer las cosas de una manera diferente y mejor.

¿Por qué damos con esta frustración tantas veces?

¿Como pretendemos cambiar y mejorar maneras de trabajar, comunicar  y pensar si no lo hacemos de arriba / abajo?

El grado de urgencia de cambiar y la madurez de cada empresa es distinta y por lo tanto la respuesta es diferente para cada una de ellas. Yo solo espero que el año 2015 sea el año en que oigo frases más positivas y más constructivas y donde tratamos temas de relevancia para toda la empresas  juntando y llegando a toda la plantilla.

What are you afraid of?

A few months back we were hired to do a Lego Serious Play (LSP) workshop with a team of 20 people in a large financial services company in Madrid. The HR department received two proposals from us – one more traditional in its approach and the other a 100% LSP workshop.

Despite a strong  “warning” from HR – “we have never done this type of training before and we are not sure about it…” – the manager had a specific need, had tried other methods and thus opted for something different. Here are the results.

I quote this example often in training when talking about fears. While we all rationally understand the concept of having to do something different to get different results, more often than not we fall back on our inbreed fears (the unknown, failure, judgement etc…) and these limit our ability to take risks and so we either play safe or fool ourselves we are taking risks by packaging what we have always done in a different way.

Firstly, trying something different to get different results requires taking risks and strategic risk taking is fundamental to effective leadership.

Secondly, without an element of fear there is no challenge, and it is only through challenge that we learn effectively and this is as valid in the training room as it is in personal development.

Considiom, Madrid.