Entradas con la etiqueta “Formacion”

Despertando La Creatividad

Serious Games

Serious Games

Dicen que el panorama está mejorando y, si echamos la vista atrás, vemos que hemos pasado por situaciones muy complicadas y adversas a las que nos hemos tenido que enfrentar de manera diferente a como lo habíamos hecho hasta ahora. Y a partir de aquí tenemos que seguir obteniendo recursos originales y efectivos para poder alcanzar esa mejora. Eso es innovar.

No es fácil afrontar situaciones o problemas que se repiten (y máxime cuando son difíciles) cada vez de forma distinta. Por el motivo que sea, a veces nos bloqueamos y dejamos de ser creativos y no somos capaces de salir de nuestra muy conocida zona de confort.

Esta es la razón que empuja a Considiom a hacer sesiones de formación que despiertan la creatividad. Hacemos sesiones lúdicas con Juego Serio y Dinámicas Experienciales, donde exploramos nuestra capacidad creativa, vemos por qué es necesario tener más ideas y ensayamos algunas maneras de hacer la imaginación fluir.

El objetivo de estos talleres es:

• Despertar el interés en buscar soluciones innovadoras en nuestro día a día.
• Demostrar la importancia del equipo a la hora de innovar.
• Ensayar una herramienta práctica para desbloquear el flujo de ideas creativas.
• Conocerse mejor, fomentar el networking entre participantes y el intercambio de conocimientos.
• Colaborar.
• Disfrutar.

Para ello aplicamos metodologías que nos permiten dar mucho dinamismo a la sesión, hacer partícipes a todos los asistentes y obtener resultados concretos a través del juego.

Lego® Serious Play® “Espontáneo”

Spontaneous Lego Serious Play Considiom

Si hay algo que me recuerda lo potente y versátil que es Lego® Serious Play® (LSP) eso es lo que yo llamo LSP Espontáneo”. Consiste en sesiones no planificadas que comienzan porque alguien expresa su curiosidad por los ladrillos Lego® que tengo en mi despacho o llevo en mi bolsillo y que simplemente, empieza a construir.

Por ejemplo, hace un par de semanas estuve ayudando a dos directivos a desarrollar sus habilidades como formadores en un programa técnico con 25 participantes. Uno de los directivos vio los ladrillos y demostró interés por ellos. Los cogí y de forma breve le expliqué cómo se utilizan. En el siguiente descanso comenzó a jugar con Lego y a construir un modelo usando las piezas.  Me comentó que su modelo estaba relacionado con lo que estábamos trabajando y me pidió que predijera que estaba intentando expresar. Como entendí el contexto y la fuente de su inspiración, sabía casi al cien por cien lo que quería decir. Lo que intentaba expresar con su modelo era lo importante que suponía para los participantes realmente usar la aplicación que estaban aprendiendo porque a pesar de ser una herramienta complicada,  solo a base de ensayo error iban a mejorar sus habilidades y sacar de ella el máximo partido.

Entonces para terminar la formación, presentó su modelo a los 25 participantes,  estos hicieron preguntas sobre él y captaron perfectamente lo que quería decir. Fue divertido, marcó un punto importante en el día de formación y se agradeció una pausa en las diapositivas de PowerPoint.

Después de la sesión, como ya estaba encantado con el LSP, hicimos una puesta en común sobre su rendimiento como formador y el éxito de su formación con Lego, usando las piezas.

Esto es un “LSP Espontaneo”! Sucede así, con relativa frecuencia y siempre es gratificante ver lo fácil que empieza y lo claros y efectivos que son sus resultados.

¿De Qué Tienes Miedo?

Hace unos meses nos contrataron para una sesión de Lego Serious Play (LSP) para trabajar con un equipo de 20 personas en una empresas financiara en Madrid.

El departamento de RH recibió dos propuestas nuestras – una con una orientación más tradicional y otra 100% trabajo con LSP. A pesar de recibir una advertencia del departamento de RRHH sobre la metodología (“nunca antes hemos hecho este tipo de formación y no estamos seguros”) el responsable del equipo optó por el taller de LSP. Tenía una necesidad particular y sabia que hacía falta hacer algo diferente. Aquí los resultados.

Pongo mucho este ejemplo cuando hablo de los miedos. Independientemente de que lógica nos dice que necesitamos hacer algo diferente para conseguir resultados diferentes, a menudo tomamos decisiones basándonos en nuestros miedos innatos (lo desconocido, a fallar, a ser juzgado etc.) e incluso estamos condicionados por los miedos de los demás.

Primero, intentar algo diferente para conseguir diferentes resultados requiere tomar riesgos y llevar a cabo estrategias arriesgadas es fundamental en un liderazgo efectivo.

Segundo, no existe reto sin el elemento miedo y es sólo desde el reto que aprendemos y esto es válido tanto en la formación como en el desarrollo personal.

Considiom, Madrid.